Tácticas de ganancia en las apuestas deportivas




El mundo de las apuestas deportivas es increíblemente amplio, y eso puede hacer que muchos nuevos jugadores se sientan perdidos a la hora de dar sus primeros pasos en una casa de apuestas deportivas como Bet365, Bwin o William Hill. Al contrario de lo que podamos pensar en un principio, las apuestas deportivas pueden ser una inversión rentable a corto o largo plazo siempre que las realicemos con inteligencia, por lo que es necesario contar con conocimientos sobre los deportes en los que apostamos, así como respecto a las opciones de apuesta que pueden resultarnos más rentables.

Si contamos con unos conocimientos básicos sobre estrategia, aumentaremos nuestras posibilidades de ganar en gran medida. Cada día son más las personas que logran vivir gracias a las apuestas en un casino online, sin contar con enrevesados sistemas matemáticos o secretos inconfesables. Simplemente lo hacen con un profundo conocimiento del juego: tanto de sus aspectos tácticos como de sus aspectos individuales, así como de las preferencias de apuesta por orden de rentabilidad. Ocurre así con todos los juegos de casino: prevalece el trabajo duro antes que las soluciones mágicas, y es que son muchos los que intentan dar con la clave de las máquinas tragaperras, por ejemplo, cuando la única solución es buscar el casino que ofrezca las mejores ofertas y bonus para máquinas tragaperras.

Lo primero que debemos saber es que, haciendo apuestas deportivas, debemos regirnos siempre por la probabilidad y la rentabilidad de cuotas. En otras palabras, debemos buscar aquellas apuestas que resulten más probables de cumplirse, pero que también ofrezcas buenas cuotas en caso de que las ganemos. Este último aspecto depende de la rentabilidad que queramos sacarle a nuestro dinero a corto plazo. Si no nos importa sacar dinero a corto plazo, sino que pensamos en las apuestas como opción de inversión a lo largo del tiempo, podemos permitirnos apostar en aquellas competiciones u opciones de apuesta con cuotas más reducidas. Sin embargo, debemos considerar que cuanto más altas sean las cuotas, mayor es el riesgo que nuestra casa de apuestas estima que existe de que fallemos la apuesta y, por lo tanto, pagará más dinero por el hecho de que tal apuesta improbable se cumpla. Por lo tanto, debemos realizar un baremo entre ambas características.



Existen ciertos deportes en los que las personas tienden a apostar más, pero tal hecho no se basa en la rentabilidad de estos mercados, sino en la popularidad de estos deportes. A día de hoy, el deporte en el que más se apuesta en toda Europa es el fútbol. A pesar de ello, el fútbol cuenta con una desventaja fundamental que hoy aprenderemos a contrarrestar, y es que pueden darse tres resultados en el partido: victoria, empate o derrota, lo que puede disminuir nuestras posibilidades de ganar la apuesta respecto a otros deportes como el baloncesto o el tenis. No olvides que tus conocimientos en las apuestas te pueden llevar a aprender mucho más sobre los juegos de casino online, que también requieren conocimientos de probabilidad. Para ello, no dejes de visitar para obtener toda la información necesaria para iniciarte en los juegos de casino.

Existen diversas estrategias para contrarrestar esta desventaja fundamental en Bet365. Son aquellas opciones de apuesta que eliminan la posibilidad de empate, o que nos permiten apostar por dos resultados de forma simultánea. Es el caso de las apuestas de Doble Oportunidad. Si por ejemplo contamos con un Valencia – Sevilla y queremos apostar simultáneamente por la victoria del Valencia y el empate, podremos hacerlo a cambio de una pequeña reducción en las cuotas de apuesta, por lo que ganaríamos menos dinero que si apostásemos de forma individual por el Valencia y no de forma simultánea por su victoria y el empate. En estos casos, es el jugador el encargado de valorar si la apuesta sigue resultando rentable en base a sus objetivos.

En este tipo de apuesta ganamos en caso de que se produzca cualquiera de los dos resultados, pero también existe un tipo de apuesta en el que la apuesta resulta nula en caso de empate. Mediante la opción de Empate, Apuesta No Válida recibiremos el dinero de nuestra apuesta de vuelta en caso de que se produzca el empate, por lo que eliminamos la posibilidad de que se produzcan las tablas en el partido, de la misma manera que si estuviésemos apostando en un partido de baloncesto o en un combate de boxeo. Debido a que no obtendremos ganancia en caso de empate, este tipo de apuesta puede resultar más rentable en algunos casos que la doble oportunidad.

Debemos considerar el hecho de que, a pesar de que el fútbol sea una opción de apuesta seguida por millones de personas, no siempre resulta el mercado más rentable para realizar nuestras apuestas. Los expertos demuestran que los mercados en alza son aquellos referidos a los deportes minoritarios, debido al menor volumen de apuestas y al seguimiento reducido por parte de los aficionados y de las propias casas de apuestas. Si queremos aspirar a vivir de las apuestas, lo ideal es centrarse en un deporte minoritario y aprender cada una de sus tácticas y modos de juego, para apostar con toda seguridad. Deportes como el surf, el balonmano o los dardos cada día resultan más rentables y ganan popularidad, ya que resulta más difícil predecir el resultado de las competiciones. Mediante la realización de apuestas complejas como sistemas o hándicaps en deportes de bajo seguimiento conseguiremos el mayor volumen de ganancias, aunque tampoco debemos dejar de lado aquellos deportes en los que por naturaleza nos encontramos más versados.

Para apostar con toda seguridad en nuestro casino online en un deporte de bajo seguimiento, debemos contar con el respaldo de una oferta o bonus de bienvenida, que nos dará dinero de forma gratuita para invertirlo en apuestas. Durante nuestro período de formación como novatos de las apuestas podemos incurrir en muchos más errores, por lo que es necesario reducir el riesgo de nuestras inversiones mediante un bono de bienvenida. En Bet365 podemos optar a un jugoso bono de bienvenida por el simple hecho de registrarnos en su página web, y mediante un código de Bet365 podremos ampliar aún más los porcentajes y topes de nuestro bono. Este código no es necesario en ningún caso para optar al bonus normal de bienvenida, al que optaremos simplemente por registrarnos en la casa de apuestas. Gracias a estas ofertas y promociones, iniciarnos en un mercado minoritario de apuestas o experimentar con diferentes opciones será más fácil que nunca.

Es posible que el deporte que más nos atraiga sea el baloncesto, principalmente la NBA. No debemos desechar nuestros conocimientos en este tipo de apuestas por el simple hecho de que se trate de un mercado ligeramente más saturado que el de otros deportes. En este caso nuestra mejor opción casi siempre será la de los hándicaps. En ligas de baloncesto altamente competitivas, como la NBA, es común encontrar partidos en los que los desequilibrios entre equipos son muy amplios, por lo que existe un claro favorito. Los hándicaps aumentarán nuestra rentabilidad en las cuotas penalizando al equipo favorito o mejorando las condiciones del equipo en situación de inferioridad.

apuestas deportivas baloncesto


Por lo tanto, si apostamos con un hándicap de 3 puntos por el equipo favorito, este necesitará ganar por esos tres puntos o más para que nuestra apuesta sea efectiva, y este riesgo añadido siempre mejorará la rentabilidad de nuestras cuotas. Si apostamos por el equipo más desfavorecido con un hándicap de 5 puntos, seguiremos ganando nuestra apuesta aunque el equipo contrario gane por hasta esa cantidad. Si el equipo pierde por un margen superior, perderemos nuestra apuesta, pero si lo hace por menos de esa cantidad, saldremos victoriosos a pesar de la derrota. Esta opción de apuesta rentabiliza aquellos partidos que parecen perder interés debido al desequilibrio fundamental por uno de los dos lados.

Nuestro consejo es que nunca dejes de prestar atención a mercados de apuesta que resultan inverosímiles o que cuentan con escasa tradición, ya que estos son con toda seguridad el futuro del mundo de las apuestas. Es el caso de los deportes electrónicos, en los que apostaremos en torneos de videojuegos como League of Legends o Dota 2. Es increíblemente fácil de aprender a jugar estos deportes: tan sólo necesitaremos un ordenador con equipamiento básico y una conexión a internet, ya que la descarga y el acceso al juego serán totalmente gratuitos. Con el visionado de algunos vídeos o el testeo en varias partidas podremos entender con total seguridad el mecanismo de este tipo de juegos.

Aunque pueda parecer increíble, los torneos de estos deportes aglutinan a millones de espectadores y pueden verse de forma gratuita a través de plataformas de streaming, por lo que no tendremos que invertir dinero adicional en contratar servicios de retransmisión de las competiciones. Cada jugador cuenta con características individuales y puntos fuertes que pueden ser anulados por ciertos rivales y personajes del juego, por lo que, si somos atentos y prestamos atención a estos aspectos, podremos sacar una increíble rentabilidad de este tipo de juego, siempre que apostemos en un casino online de confianza.

Debido a que el equilibrio entre los personajes del juego puede ser cambiado de forma periódica, basta con estar atentos a estos cambios y a la introducción de nuevos parches para preveer que de forma se comportarán los diferentes jugadores y cómo el choque entre dos personajes diferentes puede desequilibrar la partida. El League of Legends supone uno de los deportes electrónicos más rentables en caso de que nuestra especialidad sea el estudio táctico.